Plantas Medicinales: Preparación Y Uso

Para aprovechar las bondades de las plantas medicinales, primero que todo debemos estar conscientes de algunas recomendaciones, tienes que saber lo que estas preparando para tu consumo, ojo como dicen en mi país (Si no conoces la hierba no te metas a hierbatero). en tal sentido debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Es importante asegurarse de utilizar plantas regadas con agua de lluvia o con agua limpia y no cultivada con sustancias químicas de abono o pesticidas,  si se necesita secar las plantas es necesario colgarlas en un sitio fresco donde reciban alguna corriente de aire. No es aconsejable guardar plantas en bolsas plásticas, ya que es posible que se dañen rápidamente o adquieran hongos y bacterias.

No se debe utilizar una planta sin estar seguro de conocerla, a veces las personas conocen diferentes planas con el mismo nombre o una misma planta la llaman de la misma forma. Por lo tanto como buena práctica seria aprovechar el jardín de la casa para sembrar plantas medicinales, también se pueden sembrar en macetas o porrones, de esta manera se consumen frescas,  y lo mas importante se tiene la seguridad de la planta a utilizar no están contaminadas o sucias.

plantas para medicina

Otro aspecto de gran importancia es que al utilizar una planta medicinal debemos saber que parte necesitamos. Porque de algunas hierbas se aprovechan toda la planta, mientras que otras solo se emplean las flores, las hojas, los tallos, las semillas o las raíces. La presencia de principios activos se acumula en unas partes más que otras. De igual manera todos los utensilios que se utilizan en la preparación, tales como materos, piedras, paños, filtros, coladores, cucharas, etc, igualmente los envases para guardar los preparados deben estar bien lavados de ser posible esterilizados, por último es fundamental colocar etiquetas con el nombre de la planta y la fecha de preparación en el envase.

 

¿Cómo secar Plantas?

Las plantas medicinales deben secarse, alojadas de la luz solar directa, en un lugar muy bien ventilado, un recipiente o un cobertizo sin humedad, pueden ser apropiados. Es posible secar las plantas en 5 o 6 días, cuanto más se tarde, mayor es la posibilidad de que  pierda su aroma. No hay que secar platas en hornos microondas, ya que se puede alterar su composición química.

Las hojas y las partes aéreas, deben colgarse por los tallos en forma de ramilletes, una vez secos, desmenuzar las hojas, incluyendo los trocitos de tallos si es necesario. los tallos con flores pequeñas o semillas, deben recubrirse con una bolsa de papel para recoger las semillas que se puedan dejar caer.

 

Preparación de las plantas medicinales

preparar plantasLa preparación casera  de plantas medicinales para la elaboración de  remedios sencillos, forma parte del proceso curativo de los seres humanos dese tiempos ancestrales, ademas es algo si se quiere bien terapéutico  ya que este proceso nos obliga a dedicar un momento a nuestra propia salud. A continuación veremos las diferentes formas de preparar remedios caseros según su aplicación en organismos.

 

Aceites Medicinales: Para  su preparación pueden utilizarse aceites de manzanillas, de almendra o en su defecto de cocina especialmente el de oliva. se procede a mesclar la planta medicinal con el aceite escogido,  luego machacar con objeto solido puede ser una cuchara hasta que el aceite tome el color de la planta, posteriormente lo que hay que hacer es colar y guardar en un recipiente limpio, el aceite preparados de esta manera pueden durar hasta un mes, los aceites se utilizan para problemas de piel, tales como edemas  y resecamientos, o para aplicar como antinflamatorios en articulaciones o sitios adoloridos. También son utilizados en pequeñas dosis en baños y masajes.

Cataplasmas: Básicamente consiste en aplicar el sumo de una planta medicinal, lavada, machacada y caliente en forma directa sobre la piel en la zona afectada del cuerpo.

Cocimientos:Este viene siendo la preparación más usual cuando se necesita de las bondades medicinales de las plantas, el proceso consiste en cocinar la planta con agua hasta que hierba durante varios minutos  y luego dejar que se enfrié, se hace sobre todo para raíces, cascaras y hojas gruesas. También con plantas aromáticas.

Compresas o paños calientes:Se prepara el cocimiento de una planta medicinal y cuando hierbe se retira el fuego, luego se procede a empapar un paño limpio con esta agua y se coloca en el lugar afectado, mientras el cocimiento este caliente se repite varias veces el procedimiento, estas aplicaciones se usan para combatir inflamaciones externas, golpes y traumatismos.

Cremas y Ungüentos:Se preparan para aplicaciones externas particularmente para irritación de la piel, utilizando por lo general vaselina, cera, parafina o sebo animal, básicamente estos complementos  que se calientan hasta que estén líquidos, se agrega la planta medicinal desmenuzada y se mezcla durante varios minutos, hasta cuando se enfrié la preparación.

Infusiones:Se preparan de la misma forma que el té, una vez hirviendo el agua se retiran del fuego y se agregan las plantas medicinales escogidas, se tapa y se espera unos minutos antes de tomarlas. Este tipo de bebidas se prepara especialmente con plantas aromáticas o con flores, pues el cocimiento inactivara sus compuestos medicinales.

Inhalaciones vapores:Se aprovechan las propiedades medicinales de una planta a través del vapor producido al hervirla en agua, este vapor puede inhalarse por la boca o la nariz en problemas como sinusitis y bronquitis, o puede recibirse sobre la piel afectada del organismo.

Jarabes: Se recomienda  la elaboración del jarabe, con panela o papelón, que se prepara cociendo un trozo de panela en poca agua, suficiente para obtener una taza de melado, cuando esté listo se retira del fuego y se vierte aún caliente en la vasija para almacenarlo, se agregan inmediatamente las plantas lavadas, machacadas o cortadas y se deja enfriar luego se toma el melado que ha recibido los principios activos de la planta. El jarabe de miel se prepara calentando la miel de abajas al baño de maría y se agregan las plantas a utilizar. Puede conservarse durante dos o tres días, después conviene preparar otro. Estos jarabes no deben ser ingeridos por personas diabéticas. Para estas se recomienda remplazar el azúcar  o la miel  por clara de huevos batida.

Jugos o Zumos: Se obtienen machacando la parte de la planta medicinal recomendada. Puede utilizarse un exprimidor para frutas como naranja o limón debe usarse un mortero, una piedra, una máquina de moler o incluso una licuadora para mezclar y la planta con poca agua. cabe destacar, que este tipo de preparación son remedios fuertes que permiten aprovechar todos los principios activos de la planta. Deben emplearse de forma inmediata debido a que se descomponen fácilmente.

Maceraciones: para esta preparación  Se desmenuzan y machacan las plantas o las partes de las plantas que se van a utilizar y se colocan en agua hervida fría durante un tiempo que puede ir de minutos a horas, al igual que el zumo, tienen la ventaja que los principios activos de las plantas se utilizan plenamente ya que no se someten a las alteraciones del calor o el alcohol.

Tinturas: Esta es una de las preparaciones mas comunes dentro de las plantas medicinales , simplemente se colocan una o varias plantas, o las partes de las plantas que se indiquen, en una botella de licor durante varios días, para que sus principios activos queden mezclados con el licor. Este método se puede utilizar en dosis pequeñas, gotas o cucharadas, varias veces al día. Los licores recomendados son aguardiente, ron o brandy, conviene utilizar botellas oscuras, o colocarlas en un sitio sin luz para que esta no intervenga en la descomposición de la planta. Nunca se debe utilizar alcohol antiséptico, porque es toxico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here