Los 4 mejores tipos de masajes que debes intentar

mejores tipos de masajes

Si piensas que los masajes se tratan de lavanda, velas y campanillas de viento, piensa de nuevo. No sólo atletas de élite utilizan los masajes como un arma secreta para recuperarse, equipos de fútbol, NBA, MLB y NFL utilizan masajistas contratados a tiempo completo como una terapia. Se ha revelado que los masajes fueron y son un factor clave en el desempeño de muchos deportistas, ayudando a que su recuperación sea lo más rápida posible y anulando la fatiga. Además, la ciencia ha confirmado que la efectividad de los masajes se centra en liberar el dolor, bajar la presión sanguínea y reducir el estrés.

Pero no cualquier masaje te servirá. Aquí te comentamos cómo encontrar el tratamiento adecuado para tus necesidades específicas según los diferentes tipo de masaje.

Masaje de recuperación rápida

El masaje no sólo te “levanta”, también ayuda a recuperarte tras el entrenamiento. Los músculos necesitan nutrientes para recuperarse, y los masajes mejoran la circulación, haciendo llegar esos nutrientes más rápido. Cuando entrenas, tejidos se rompen y crean residuos; los masajes brindan oxígeno, aminoácidos y metabolitos para ayudar a reparar las fibras.

¿Qué masaje se necesita para esto? Masaje deportivo, una técnica más profunda. El terapista debe concentrarse en los músculos más trabajados y ascender, para mover la sangre hacia el corazón. Se recomienda tener esta clase de masajes dos veces al mes si haces deporte intensamente, aunque habría que añadirle masaje personal entre 3 y 5 veces por semana para recuperarse del día.

Masaje para construir inmunidad

Un estudio ha demostrado que los masajes incrementan los linfocitos y las glóbulos blancos del cuerpo – que ayudan a prevenir enfermedades- y ralentiza la liberación de cortisol y vasopresina, hormonas relacionadas con el estrés. Cuando los músculos se contraen, la linfa se mueve por la sangre, ayudando a que circulen los glóbulos blancos. Los masajes tienen un efecto similar, haciendo circular linfa por todo el cuerpo.

Te puede interesar: Quiropráctica: El Arte De Curar Con Las Manos

¿Qué masaje se necesita para esto? Un masaje linfático o un drenaje de linfa – técnicas que involucran a todo el cuerpo utilizando movimientos suaves para mover el flujo de linfa hasta regiones claves. Se recomienda tener este tipo de masajes dos veces al mes, en días de reposo.

Masaje para incrementar la flexibilidad

Los masajes incrementan tu rango de movimiento rompiendo las adhesiones y reduciendo las cicatrices en músculos tensos. También reducen la tensión ya que al estar 20 minutos en una postura, los músculos se ponen tensos y amoldan, así que liberar esa tensión mediante un masaje puede llevarte a una posición más neutral.

¿Qué masaje se necesita para esto? Uno de tejido profundo o miofascial. Esto se dirige hacia los hombres, caderas, tobillos, muñecas y espalda media, que tiende a ser la zona más tenda por inactividad estando sentados o por mucha actividad. Se recomienda tomar esta clase de masajes entre tres y cuatro veces al mes, y si tienes algún problema específico en la zona incluso tomarlo una vez al mes puede hacer la diferencia.

Masaje para relajarte

Cada vez más y más estudios han demostrado lo peligroso que es tener exceso de ansiedad y estrés. Los masajes incrementan la serotonina, una hormona de relajación que regula el sueño, y aligera la presión sanguínea y el ritmo cardíaco.

¿Qué masaje se necesita para esto? Un masaje sueco, que incluye relajación mediante trazos ondulantes. Los efectos calmantes son casi que instantáneos. No hay un tiempo específico recomendado para tomar este tipo de masajes, sólo cuando lo necesites o quieras relajarte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here