Consigue unos brazos como piedras

Consigue brazos marcados

En este articulo vamos a hablar de como se consigue unos brazos como piedras. Uno de los objetivos comunes de la mayoría de los hombres en un gimnasio es ganar volumen en los brazos. El día de entreno de los tríceps y los bíceps es de los preferidos por todos. Seguramente por la sensación de fuerza que transmiten unos brazos musculados. Desde Saludcero.com te recomendamos leer: Consejos para modelar un cuerpo fitness o también puedes leer sobre la dieta hiposódica.

Debes saber que a la hora de muscular los brazos hay un error muy común, y es el de sobreentrenarlos. Ten en cuenta que los brazos se mueven, entrenan y trabajan con cualquier músculo del tren superior. Ya que cualquier músculo tiene una función motora sobre los mismos, por lo que de forma agonista trabajará la musculatura de los brazos, tríceps y bíceps principalmente. Y ya sabemos que con el sobreentrenamiento lo que se produce es un estancamiento o incluso una disminución de la masa y de la calidad muscular, además de ser uno de los motivos principales de lesiones.

Consigue unos brazos como piedras

Por lo que es importante que antes de entrar en el trabajo de brazos, tener en cuenta el trabajo continuo al que se somete a sus músculos. Si se trabaja en exceso pectorales, dorsales o deltoides, el trabajo exclusivo de los flexoextensores de codo deberá ser mínimo o nulo, mientras que si el entrenamiento está equilibrado, se podrá y se deberá entrenar muy duro a los músculos de los brazos.

El tríceps es un músculo biarticular (aunque una de sus porciones es monoarticular), actúa sobre el hombro en su extensión y aducción, y sobre el codo en su extensión. El bíceps también es biarticular, sobre el hombro realiza la flexión y la abducción (sobre todo su porción larga), mientras hace la flexión del codo y la supinación.

Sabiendo lo anterior, el trabajo de dos músculos antagonistas se puede dividir en dos días alternos o juntarlos el mismo día. Si decides separarlos puedes hacer dos cosas, combinarlos con músculos que los preagoten para acabar con un único ejercicio de trabajo específico, es decir, dorsal combinado con bíceps y pectoral con tríceps. O combinarlos con músculos que no los preagoten, justo lo contrario, dorsal con tríceps y pectoral con bíceps (aunque hay que elegir bien los ejercicios, no valen cualquiera). Por último, el favorito de todos, combinar tríceps con bíceps en el mismo día. Las claves para el desarrollo óptimo en esta forma de trabajo son:

Consejos para tener unos brazos grandes

Primero el músculo extensor. Ya que si se entrenase de otra manera (que por cierto, es como la mayoría lo hace), primero el flexor, este entorpecería el trabajo del extensor por congestión muscular. Sin embargo al hacerlo de la forma recomendada el trabajo de tríceps primero hará que cuando el bíceps trabaje este lo estire.

Entrenamiento libre, más trabajo de integración neuromuscular. Se ha de escoger siempre ejercicios que impliquen un mayor reclutamiento de fibras, y no sólo del músculo que trabajemos, también de otros estabilizadores o auxiliares de la acción motora principal. Sin embargo se ha de seleccionar ejercicios más analíticos para el final, ya que el agotamiento influye en la calidad del entrenamiento.

La intensidad es lo importante, no el volumen. Este punto es en el que más se falla, no se ha de mirar cuantos ejercicios se hacen, sino con cuanta intensidad. Y esta ha de ser siempre la más alta. Y hay que tener en cuenta además que es un trabajo de antagonistas, en el que el aumento de la cantidad de sangre en la zona se ve multiplicado. Por lo que un par de ejercicios de tres series por músculos sería más que suficiente.

Por último, la calidad de un músculo, se mide sobre todo por su funcionalidad a la hora de moverse y de realizar un trabajo, por lo que para mantener sana la musculatura, para dotarla de capacidad de movimiento, y no minimizarla, es imprescindible estirarla al fin de cada entrenamiento. Esto además de lo anterior, hará que el músculo se recupere más y mejor, que la sangre se movilice antes llevándose productos de desecho y trayendo otros como nutrientes y oxígeno. En definitiva, preparando la musculatura para que cada vez esté más fuerte.

En los entrenamientos (como en todo) lo mejor es individualizar todo lo que se haga, cada persona es un mundo, y lo que a uno le va bien a otro puede que no le funcione. Por lo que lo que se debe hacer es probar la mejor combinación que se adapte a cada cual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here