Come menos, trabaja más

Come menos, trabaja más

Si eres un milenario, entonces tus padres lo tuvieron más fácil creciendo – al menos hablando en la pérdida de peso. Ellos podían comer más, ejercitarse menos y aun así evitar la obesidad, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de York.

Investigadores analizaron información de dieta de casi 36.400 adultos americanos recolectadas previamente por la encuesta de Nutrición y Salud Nacional entre los años 1971 y 2008, así como información de la frecuencia en actividad física en 14.419 adultos entre 1988 y 2006. Basados en esta información, los investigadores fueron capaces de estimar que las personas en 2008 serían un 10% más pesadas que en 1971, de acuerdo a la cantidad de comida que los participantes comían, y un 5% más pesados evitando la actividad física en 2006 que en 1988.

Te puede interesar: Snack saludables para tu salud

Tal vez sea porque tus padres y abuelos tenían que caminar más que nosotros, y con sus niños a cuesta, ¿cierto? No exactamente.

“Los resultados de nuestro estudio sugieren que si tienes 25, has comido menos o ejercitado más que aquellos más grandes, para prevenir ganar peso”, dice la autora del estudio Jennifer Kuk. “De todos modos, esto también indica que han otros cambios específicos que han contribuido al incremento en la obesidad además de sólo dieta y ejercicio.”

Menos comida, más trabajo

Factores como nuestro estilo de vida, genéticas, el ambiente, estrés, cuándo comemos o incluso la exposición a la luz antes de dormir tienen efectos en nuestro cuerpo. Así que perder algunos kilos para mantener el peso es un reto hoy más que nunca.

Pero eso no quiere decir que sea imposible, en nuestro blog estamos llenos de rutinas, dietas y entrenamientos que te pueden ayudar a perder peso, ganar músculo o mantenerte en forma. Y si bien el estudio ha demostrado que hoy en día es más difícil mantener el peso, también es cierto que en la actualidad tenemos tantos gimnasios, centros de entrenamiento y rutinas como nunca antes por lo que no tienes excusa para no llevar tu cuerpo al máximo.

Esto quiere decir que para lograr tu mejor cuerpo o para no aumentar de peso, deberás comer menos y trabajar más, algo que puede ser bastante aburrido o incluso desmotivador, pero una vez que veas los resultados beneficios que te trae, sentirás satisfacción y crecerá tu motivación. Ten en cuenta que si bien lleva tiempo conseguir resultados duraderos, si asistes todos los días al gimnasio, te entrenas y te alimentas correctamente, en sólo un par de semanas podrás notar que tienes más resistencia, que tus músculos están más tensos e incluso tu postura mejorará.

¿Estás dispuesto a comer menos y trabajar más?

La especie humana ha tenido que adaptarse a lo largo de los siglos para poder sobrevivir, y este cambio en nuestro estilo de vida o de genética no es más que eso. Hoy en día hay más personas preocupadas por su cuerpo y eso ha elevado no sólo su estilo de vida sino también el estándar de los demás, por lo que si no quieres quedar atrás deberás trabajar un poco más, y te aseguramos que los resultados hablarán por sí mismos.

Eso sí, no malentiendas. No tendrás que trabajar más si venías dando tu máximo, sólo traemos este informe para que comprendas que quizás antes tus padres podían no padecer de problemas de sobrepeso, pero los tiempos cambian y hay que saber adaptarse. Con disciplina y dedicación, serás capaz de ver todo el potencial que tu cuerpo tiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here