5 desayunos fáciles que puedes preparar en un minuto

desayunos fáciles

Sabemos que habrás escuchado esto antes: el desayuno es la comida más importante del día. Pero seamos realistas: la mayoría de nosotros no tenemos el tiempo de ponernos a batir huevos cada mañana.

No es que seas perezoso, sólo pasa que tienes presión por salir rápido y necesitas aprovechar cada minuto entre el momento en el que suena la alarma y en el que debes irte. Pero de algo tienes que ceder para que puedas conseguir un desayuno repleto de proteínas nutritivas.

Por eso, y para que no cedas mucho tiempo, te hemos traído 5 desayunos fáciles que puedes preparar en un minuto y que llenarán tu estómago, pero no tu horario en la mañana. Nuestro criterio para ellos: cada receta tiene al menos dos ingredientes y un tiempo de preparación de menos de 60 segundos.

Avena y proteína en polvo

Combina avena instantánea junto con proteína en polvo. Añade agua y mete al microondas a gusto. Come.

Una taza de avena provee energía consistente y duradera, además de 4 gramos de fibra, 6 de proteína, y 8 vitaminas y minerales. Pero en vez de cargarla con azúcar o edulcorantes artificiales, añade el poder de la proteína en polvo, lo cual ayudará al músculo a crecer y mejorará un poco el sabor.

Ten en cuenta que poner esto al microondas no deberá tomarte más de un minuto, dependiendo de la cantidad de avena y el tipo de microondas que tenga. Utiliza ese tiempo de espera para hacer otra cosa. Además, es un buen desayuno para llevar.

Manzana con mantequilla de maní

Corta la manzana en cuartos y coloca a cada uno mantequilla de maní. Otra opción mucho más rápida puede ser comer la mantequilla directo desde el tarro y después la manzana, sin vergüenza.

Como todo el mundo sabe, las manzanas son muy buenas ya que tienen fibra soluble y vitamina C. Por su parte, la mantequilla de maní tiene muchos ácidos grasos esenciales, proteínas y complementan la dieta con la fibra diaria que se necesita.

Mantequilla de almendras y pan integral tostado

Pan tostado con la mantequilla aplicada. Se puede hacer más rápido comiendo primero la mantequilla del tarro y después el pan. Recuerda que siempre primero la proteína y después los carbohidratos.

La mantequilla de almendra cuenta con incluso una mejor relación entre proteínas y grasas que su alternativa de maní. Y si bien se recomienda evitar el pan procesado, una rebanada de pan de trigo integral lleno de fibras te ayudará a sentirte lleno.

Huevo y queso

Haz un huevo en un microondas con su bol o recipiente necesario. Añade una tercia taza de agua y calienta hasta que el huevo esté cocido. Mientras el huevo se cocina, aparta algo de queso bajo en grasa. Decora el huevo recién terminado con el queso y come.

Asegúrate que el huevo esté cocinado, por lo que puede tomar un poquito más de 60 segundos, dependiendo de tu microondas.

Incluso antes de que Rocky Balboa rompa huevos y los coma de desayuno, a los atletas les gustaban los huevos por su alto contenido en proteínas y bajas calorías. Un queso bajo en grasa incluye también mucha proteína, además de tener un delicioso gusto.

Cereal integral con leche

Si necesitamos explicarte cómo hacer esto estás perdido. Este desayuno provee de muchas fibras, lo cual ralentiza la liberación de glucosa en el sistema sanguíneo, que se traduce en niveles de energía más consistentes a lo largo del día. Y si quieres añadirle algo distinto puedes probar con otro tipo de leche, como leche de almendras o de coco, que tienen muchísimas proteínas y un gusto diferente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here